Pueblos de España > A Coruña > Betanzos

Betanzos

Enviar información de BetanzosAñadir información

Si tienes información o fotos sobre Betanzos no dudes en enviarnosla y nosotros la publicaremos en nuestra web.



Betanzos

Originariamente Betanzos estuvo emplazada en la actual parroquia de San Martiño de Tiobre.

Las favorables condiciones medioambientales y de comunicación, así como la cantidad de restos de asentamientos humanos encontrados de culturas posteriores, nos hacen pensar que esta zona geográfica estuvo habitada ya por grupos paleolíticos. Sin embargo, la falta de un estudio arqueológico sistemático hace que ésto sólo pueda ser una hipótesis de trabajo y no un hecho comprobado.
De lo que sí podemos estar seguros, es de la existencia de comunidades megalíticas que han llegado hasta nosotros a través de sus construcciones funerarias: los enterramientos colectivos en túmulos monumentales; son las conocidas por nuestros campesinos como: mamoas, medoñas, medorras, casas de mouros, etc. Las más antiguas datan del 3500 a. C. y las más modernas de entre el 1800 y el 1500 a. C. Pero, desconocemos casi todos sobre sus hábitats, sólo podemos afirmar que eran aldeas de agricultores-recolectores y que en este contexto cultural aparece la metalurgia, es decir, el trabajo con metales.
En la comarca de Betanzos tenemos varios grupos de estas construcciones, que van desde las tierras altas hasta las tierras bajas; ponen en comunicación la Montaña con la Marina, dos hábitats diferentes, que permiten acceder a distintos recursos. Esos grupos son: As Carreiras, Pena Moura (Aranga), Porto Moeiro, Brueiro, Queimada, Chousa de Soutelo,Marco do Azibro, Monte das Moas, Lapela, Figueiras, Pena Moura(Oza dos Ríos), Monte do Felga y Cruz de Campo Janeiro.
Aunque, de las culturas prehistóricas de Betanzos, y de toda Galicia, será la castreña la más conocida, tanto a nivel científico como popular. La identifica, especialmente, el tipo de asentamiento o hábitat, el castro -de aquí toma su nombre- destacando no sólo por las características de los mismos, sino también por la cantidad de ellos que todavía se conservan. Al contrario de lo que pasa con la civilización anterior megalítica, desconocemos prácticamente sus ritos funerarios o enterramientos.
La ciudad se construye comenzando por la cima del castro o "croa" y extendiéndose alrededor de la misma, se utiliza y respeta, pues, la propia orografía del terreno. En este punto más alto es, precisamente, donde se halla emplazada en la actualidad la plaza de A Constitución, rodeada por edificios como: el Ayuntamiento, el Palacio de Bendaña, la Torre, la iglesia de Santiago y una serie de viviendas de madera. Este material, que se utilizó en la construcción hasta principios del s. XVIII, fue motivo de la masiva destrucción de casas en los incendios de 1569 y 1616.
En un primer momento, Betanzos se extendía hasta el primer recinto amurallado (calles de O Castro, Santiago, Lanzós y Ferreiros), los patios y huertas finalizaban en un muro que con el tiempo se transformaría en calle. El segundo recinto se abrirá por los siglos XIV-XV, aunque los restos conservados datan del XIV, fueron reconstruidos más tarde ya en la época de los Reyes Católicos. De esta muralla, que rodeaba la ciudad, ha llegado poco hasta nuestros días, aunque todavía se puede distinguir. Casi toda tiene edificaciones particulares adosadas, sólo se puede apreciar en algunos tramos (100 m. en la calle de Valdoncel), donde se ve su factura de mampostería. Tenía un grosor de 2,70 a 3 m., con variante en altura, comprobada, de 8 a 14 m. y de 16 a 18 m.. En zonas como la huerta del ex-convento de San Francisco y en la calle de las Monjas, son visibles albarranas y almenas, y alguna calle como la de la Cerca nos la recuerda.
Cuatro puertas y un postigo, todas ellas del siglo XV, daban acceso a la ciudad: la llamada Puerta de la Villa, en frente al Campo de la Feria, fue derribada en el año 1872 para ensanchar la entrada a la villa; con ella también desaparecieron las almenas y son trasladados los escudos que la coronaban. Las otras tres puertas eran (y en la actualidad son): la del Puente Nuevo, de la Rivera o del Cristo y la del Puente Viejo. Las tres son de forma apuntada, con las rendijas de los rastrillos en la primera y en la tercera; presentando la segunda, por encima de un pequeño balcón, un Cristo y detrás, pintados, una ciudad con un sol y una luna.
El postigo, que estaba en el lugar llamado del Hórreo, aún existía a mediados del siglo XVIII.
En el siglo XVII, y por las influencias del estilo Barroco, se realizan algunas transformaciones: surgen los balcones, los soportales y se abren ventanas en los muros que con anterioridad eran macizos (como ocurre en el palacio de Lanzós); además se realizan otras obras dentro y fuera de la ciudad como: el palacio de Bendaña, la iglesia de las Angustias, el convento de Santo Domingo...
Un siglo más tarde, ya en el XVIII, se construirán edificios tan importantes como el Ayuntamiento o, ya en los extramuros, el que se pretendió fuera Archivo del Reino de Galicia, el actual Liceo.
A mediados del siglo XIX comienza a surgir un interés real por el aspecto urbanístico de la villa, se harán reformas en la Plaza del Campo, intentando convertirla en una "plaza mayor"; así, se decide su pavimentación y se trae desde Francia una fuente de hierro representando a "Diana cazadora", que se coloca en un lugar céntrico de la plaza. Las casas, situadas en un lado de la misma, sufren reformas, surgiendo las galerías que trasforman el aspecto del conjunto.


Las localidades que están más cerca son: VIVENTE, VIOUZAS, REQUIAN, PRESEDO, POZOMILLOS, PIADETA, OZA, OSEDO, ORTO, MONZó,




Puede ayudar a mejorar la información que tenemos de esta localidad cumplimentando el siguiente formulario. Estaremos encantados de publicar la información.



Portada | Acerca de Nosotros | Contactar | Enlaces Útiles
lospueblosdeespaña.com
Guía de pueblos con encanto de España. (A Coruña) Galicia